Ejemplo de una torre de energía (downdraft). Componentes y principio de operación  (Bauer & Gasser, 2012).

El agua y la energía están intrínsecamente interconectadas. Se requiere energía para disponer de agua para uso y consumo humano (incluyendo el riego en la agricultura) a través del bombeo, transporte, tratamiento y desalación. Al mismo tiempo, se requiere agua para generar energía. A la fecha, las fuentes comunes empleadas para generar electricidad son: carbón, gas, petróleo y energía nuclear. En el caso particular del uso de combustibles fósiles, se enfrentan diversos desafíos, tales como: agotamiento de dichas reservas, calentamiento global y deterioro medioambiental, entre otros. Por estas razones, las fuentes convencionales de generación de energía podrían no ser las más adecuadas para satisfacer la creciente demanda de energía.

Dentro de este contexto, científicos e ingenieros realizan esfuerzos para desarrollar nuevas tecnologías que permitan la generación de energía a partir de fuentes no convencionales: solar, biomasa, mareas, hidrógeno, viento y geotermia. En particular, la energía solar constituye la fuente de energía renovable más abundante y mejor distribuida en nuestro planeta, constituyendo un gran activo para las regiones áridas y semiáridas. Diversas tecnologías solares se han desarrollado e implementado en los últimos años en diversas regiones del mundo. Entre ellas, existe una propuesta tecnológica interesante que diversos investigadores han llamado “torres de energía”.

Se trata de plantas de generación de energía eléctrica que convierten la energía térmica-solar en energía eléctrica mediante un complejo proceso de transferencia de calor, no totalmente comprendido en la actualidad. Motivados por este escenario y con ánimo de generar nuevos conocimientos, el Dr. Pedro Guido Aldana, especialista de la Subcoordinación de Posgrado del IMTA y el Dr. Eduardo Ramos Mora, Investigador Titular del Departamento de Termociencias del Instituto de Energías Renovables (IER-UNAM) y líder del Laboratorio de Transferencia de Energía y Masa de dicho Instituto, dirigen el proyecto de investigación doctoral de Gloria May León, alumna del Posgrado UNAM-Campus IMTA, por medio del cual se entienden algunos procesos físicos complejos que ocurren en las torres de energía. La investigación se desarrolla en el laboratorio mencionado y se cuenta también con la colaboración del Dr. José Roberto Mercado, especialista de la Subcoordinación de Operación y Mantenimiento de Infraestructura Hidroagrícola del IMTA, en los aspectos de óptica y análisis de señales.

Artículo Completo​

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

 
IMTA - ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © - POLÍTICAS DE PRIVACIDAD