Los expertos plantearon que los responsables de la gestión integral del recurso hídrico de nuestro país en todos los niveles, deben implementar urgentemente las medidas de adaptación para reducir sus impactos en la prestación del servicio de agua potable y saneamiento, y así proteger a las comunidades más vulnerables de esta nación. Es una responsabilidad compartida prevenir los efectos de la variabilidad climática.

Otro de los objetivos del panel fue identificar las medidas de adaptación que se deben de aplicar para contrarrestar los efectos de la variabilidad climática en la prestación de los servicios de agua potable y saneamiento. “Crece la zona urbana, demanda servicios, más agua y se presentan los desafíos para los organismos operadores” Refirió Víctor Hugo Alcocer Yamanaka, Subdirector técnico de Conagua y moderador del Panel de Discusión.

La variabilidad climática en general ha hecho que en ciertas zonas de nuestro país la prestación de los servicios de agua potable y saneamiento sea cada vez más difícil; agudiza los efectos de los fenómenos hidrometereológicos extremos como inundaciones y sequía, que constituyen amenazas serias en la prestación del servicio. “No podemos evitar la presencia de una sequía, un huracán, pero si los efectos a través de sistemas de gestión de riesgos, alerta temprana al impacto de un fenómeno”, explicó René Lobato Sánchez, investigador del Instituto Mexicano de la tecnología del Agua (IMTA) y quien conformó el panel de discusión.

Otros importantes panelistas fueron: Aldo Iván Ramírez, Profesor Investigador de hidrología superficial del Centro del Agua; Polioptro Martínez, Director General de Investigación, Posgrado e Internacionalización de la UDLAP; Raan Adin, jefe de representación del Instituto Politécnico Nacional en Israel.

 

Fuente: www.segundoasegundo.com

 

 
IMTA - ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © - POLÍTICAS DE PRIVACIDAD